¿Podrá la OMC mitigar la tendencia al proteccionismo económico?

Mazuelos, A. (2020, 25 de mayo). ¿Podrá la OMC mitigar la tendencia al proteccionismo económico? 80 días. Taller de Estudios Internacionales “José Luis Bustamante y Rivero”. 1(1). 10-13.

La pandemia de la COVID-19 viene afectando tanto a países desarrollados como aquellos en vías de desarrollo, consolidándose de esa manera como un severo golpe a la globalización y la economía mundial. El cierre de fronteras, la paralización de las cadenas de suministros, las prohibiciones de viaje y las restricciones a las exportaciones alrededor del mundo han permitido visibilizar los riesgos de la interdependencia sobre la cual ha comenzado a gestarse un sesgo chauvinista hacia el proteccionismo económico intensificando el daño al comercio internacional (Reinhart, 2020). Frente a esta situación, ¿Se encuentra la Organización Mundial del Comercio (OMC) en capacidad de poder mitigar esta tendencia?

La triada debilitante del sistema económico-comercial.

El sistema económico-comercial que surgió en la década de los 90s, caracterizado por la finalización de las negociaciones de la Ronda de Uruguay y que tuvo como resultado la creación de la OMC y la firma de otros acuerdos que permitieron fortalecer el sistema comercial mundial sujetándolo a reglas multilaterales, ha sufrido tres conmociones en los últimos 12 años (Love y Lattimore, 2015, pp. 86-88; “Goodbye globalisation, 2020):

La primera fue la crisis financiera de 2008 que originó el mayor colapso bancario de la historia y una contracción de la actividad económica en más de la mitad de los países del mundo, afectando especialmente a las economías avanzadas y a países en vías de desarrollo, principalmente aquellos exportadores de materias primas (Chen et al., 2018).

La segunda conmoción llegó con la elección de Trump a la Casa Blanca y su política exterior del “America First” que reflejó un desprecio por el multilateralismo y desató una guerra comercial contra China en 2018, actualmente sometida a una frágil tregua que redujo algunos aranceles entre ambas partes y que obligaba a China a asumir compras por US$ 200 mil millones adicionales en dos años.

La guerra comercial se agrava con el tercer golpe provocado por la pandemia de la COVID-19 a causa de la caída en la demanda de los consumidores chinos y el endurecimiento de las críticas de Trump contra el gigante asiático de cara a las próximas elecciones presidenciales a celebrarse en noviembre (He, 2020).

Gráfico 1. Volumen del comercio mundial de mercancías, 2000-2022

Adaptado de: Secretaría de la OMC.

Los desafíos de la pandemia para la economía y el comercio internacionales

De acuerdo con Adam Posen (2020), la tercera conmoción empeoraría cuatro condiciones ya presentes en la economía mundial: (1) el estancamiento originado por una baja productividad aunado a una reducción de la demanda; (2) la ampliación de la brecha entre países ricos y el resto del mundo como consecuencia del cierre de las economías nacionales; (3) la dependencia en exceso del dólar americano producto de la huida del riesgo de economías en desarrollo reduciendo así la inversión en dichas economías aumentando el resentimiento e insatisfacción; y (4) un fuerte nacionalismo económico que fortificará las dos primeras tendencias e intensificará el resentimiento de la tercera.

En los cinco meses de pandemia el impacto económico-comercial se ha materializado en (1) la alta vulnerabilidad del sistema bancario en algunos mercados emergentes en respuesta a un posible shock financiero; (2) la crisis en la industria de la aviación y el sector turismo; (3) el shock del mercado laboral que constituye la mayor caída del empleo desde la Segunda Guerra Mundial; (4) la caída de los precios de los bienes y commodities que se aceleraría en el segundo trimestre del año; y (5) la disminución mundial de la manufactura, desacelerada desde el año pasado por las tensiones comerciales sino-americanas (Committee for the Coordination of Statistical Activities [CCSA], 2020).

La OMC (2020) ha previsto que en el presente año el comercio mundial se reducirá entre un 13% y 32% y se espera que el desplome sea mucho mayor al originado por la crisis financiera del 2008-2009. Se proyecta que las regiones más afectadas sean América del Norte con una caída, según la hipótesis pesimista, de -40.9% y Asia con -36.2%. Es importante notar que tanto el comercio de servicios como aquellos sectores con cadenas de valor complejas serán severamente afectados por la plétora de problemas producto de las restricciones al transporte, a los viajes y a las exportaciones.

La débil situación de la OMC en la actualidad

La OMC tiene tres funciones principales: servir de foro para facilitar las negociaciones y establecer acuerdos multilaterales de apertura comercial; resolver disputas comerciales a través del mecanismo de solución de diferencias; y centralizar las políticas comerciales. Sin embargo, la administración Trump ha paralizado la habilidad de la OMC para ejecutar las dos de ellas (Ibbetson, 2020).

En diciembre de 2019, los Estados Unidos estancaron el mecanismo de solución de diferencias de la OMC a través del bloqueo a la asignación de jueces al Órgano de Apelación, la cual requiere de un mínimo de tres jueces para funcionar. Al dejar este órgano inoperativo, el sistema de comercio internacional no tiene un espacio independiente para resolver las disputas, incitando el establecimiento de un sistema basado en la ley del más fuerte (Doncel, 2019).

Esta decisión llega tras la denuncia de Trump de las prácticas comerciales de China al no seguir la “nueva era” contemplada por los miembros de la OMC basada en la “cooperación económica global”, sino una de “socialismo con características chinas”, sugiriendo que el mecanismo de solución de diferencias no sería efectivo para resolver conflictos con un régimen comercial que colisiona con los fundamentos de la OMC (United States Trade Representative [USTR], 2018, p. 5).

No es la primera vez que un presidente bloquea la asignación de un juez al Órgano de Apelación del OMC, la administración Obama tomó la misma decisión en 2016 siendo esta la primera vez en que ocurría un hecho de este tipo, dejándonos la incertidumbre sobre la política exterior que podrían asumir los próximos mandatarios americanos en este asunto.

Aunado a estos problemas, el colapso de la Ronda de Doha por no llegar a cubrir la agenda pendiente de la Ronda de Uruguay es otro asunto que para muchos observadores representa la ineficiencia del multilateralismo de la OMC. Los subsidios agrícolas representaron el punto más álgido del debate puesto a que muchos países pobres dependen de la exportación agrícola, pero se les es difícil competir con países desarrollados que subsidian a sus agricultores (Mc Bride y Chatzky, 2019).

La Ronda de Doha hizo visible el debate entre el libre comercio y el comercio justo. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos [OCDE] (2015) estima que los subsidios de los países desarrollados ascienden a aproximadamente US$ 300 miles de millones anuales, y enfatizan que el riesgo de no contar con un acuerdo multilateral en agricultura es significativo en vista a que marcaría un cambio al proteccionismo y pondría en peligro alcanzar objetivos como la seguridad alimentaria o el desarrollo rural para reducir la pobreza.

Por si la situación no podía ser más complicada, el 14 de mayo Roberto Azevêdo, director general de la OMC, anunció que se retirará del cargo el 31 de agosto de este año, lo que podría una vez más disminuir la confianza en el sistema de comercio multilateral, aunque, en vista que el poder de decisión se encuentra mayoritariamente en sus miembros, su pronta salida tendría un impacto más simbólico que sustancial (Xiaohong et al., 2020).

Sin embargo, el próximo sucesor de Azevêdo tendrá que asumir una OMC atada de manos que no ha conseguido alcanzar algún acuerdo multilateral desde el logrado en Bali en 2013, que además cuenta con el mecanismo de solución de diferencias paralizado y en medio de la incertidumbre de una pandemia que atemoriza al mundo e incita al proteccionismo económico y comercial.

¿Podrá la OMC mitigar la tendencia al proteccionismo económico?

Las tres conmociones que ha sufrido la globalización, y con ella el sistema económico-comercial, aunado a los grandes desafíos que viene dejando la última de ellas, la pandemia de la COVID-19, trazan un panorama complejo para el comercio internacional en vista a la emergencia de un proteccionismo económico, que, si bien es justificable en la medida que es incidental al ser motivada por la defensa a la salud pública, podría incitar el desarrollo de un proteccionismo intencional o instrumental.

Ya la OMC ha demostrado no poder luchar por completo, a pesar de los grandes avances en acuerdos multilaterales comerciales, contra el proteccionismo intencional claramente ejemplificado con el fracaso de la Ronda de Doha para llegar a acuerdos en materia de los subsidios agrícolas y otros asuntos de agenda, limitando así el desarrollo de un comercio libre y justo.

Tampoco ha podido demostrar suficiente fortaleza frente al proteccionismo instrumental, por ejemplo, frente a las amenazas comerciales de China contra Australia por la intención de esta última de investigar el origen de la pandemia, o la pasividad de la OMC frente a las violaciones al libre comercio ejercidas por China y Estados Unidos en el marco de la guerra comercial.

Sin embargo, no podemos negar la importancia de la OMC como un espacio donde se discute la política comercial y donde las diferencias son tratadas. Es por ello, que las elecciones a la Casa Blanca de noviembre próximo representarían una oportunidad para devolverle a la OMC la fortaleza que ha perdido desde la llegada de Trump al panorama internacional.

Por un lado, la victoria de Trump representaría continuar con una OMC atada de manos en la solución de disputas comerciales y una presión hostil para reformar la organización acorde con los intereses americanos, posiblemente causando el resentimiento e insatisfacción de muchos actores internacionales, llegando a poder poner en peligro la existencia de la organización.

Por otro lado, la victoria de Biden, si bien se vería políticamente obligado a mantener los aranceles a los bienes chinos por un momento, sería positiva al representar una imagen más apegada a la cooperación internacional y la reducción de barreras comerciales, albergando por ello la esperanza de una relación menos hostil del país norteamericano con la OMC.

Si las condiciones son dadas, la OMC debería iniciar un proceso de reforma aprovechando la experiencia de las conmociones vividas, no solo para ajustarse a la realidad y evitar nuevas asimetrías, sino también para establecer un nuevo programa de negociación el cual es vital para perseguir un comercio libre y justo, con este escenario planteado, la OMC podría mitigar el proteccionismo económico. Los problemas globales merecen respuestas globales, y es allí donde radica la importancia de revitalizar tan significativo organismo.

Referencias

Chen, W., Mrkaic, M., y Nabar, M. (2018, 3 de octubre). Efectos perdurables: La recuperación económica mundial a los 10 años de la crisis. FMI-Diálogo a fondo. https://blog-dialogoafondo.imf.org/?p=10038  

Committee for the Coordination of Statistical Activities [CCSA]. (2020). How COVID-19 is changing the world: a statistical perspective. CCSA. https://www.wto.org/english/tratop_e/covid19_e/ccsa_publication_e.pdf

Doncel, L. (2019, 10 de diciembre). El bloqueo de Trump condena a la OMC a la peor crisis de su historia. El País  https://elpais.com/economia/2019/12/10/actualidad/1576010220_937303.html

Goodbye globalisation. (2020, 16 de mayo). The Economist, 435, 7. https://search.proquest.com/docview/2403305995?accountid=12268

He, L. (2020, 19 de mayo). Una guerra comercial entre Estados Unidos y China es lo último que la economía mundial necesita ahora. CNN. https://cnnespanol.cnn.com/2020/05/19/una-guerra-comercial-entre-estados-unidos-y-china-es-lo-ultimo-que-la-economia-mundial-necesita-ahora/#0

Ibbetson, R. (2020, 14 de mayo). Head of World Trade Organisation ‘will step down early’ following coronavirus commerce collapse and regular attacks from Donald Trump’s administration. Daily Mail. https://www.dailymail.co.uk/news/article-8319197/Head-World-Trade-Organisation-step-early-following-attacks-Trump-administration.html

Love, P. y Lattimore, R. (2015). Comercio Internacional. ¿Libre, justo y abierto?. OCDE Publishing. http://dx.doi.org/10.1787/9789264219359-es

McBride, J. y Chatzki, A. (2019, 10 de diciembre). What’s Next for the WTO?. Council on Foreign Relations. https://www.cfr.org/backgrounder/whats-next-wto

Organización Mundial del Comercio [OMC]. (2020, 8 de abril). Desplome del comercio ante la pandemia de COVID-19, que está perturbando la economía mundial. OMC. https://www.wto.org/spanish/news_s/pres20_s/pr855_s.htm

Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos [OCDE]. (2015). Issues in Agricultural Trade Policy : Proceedings of the 2014 OECD Global Forum on Agriculture. OECD Publishing. https://dx.doi.org/10.1787/9789264233911-en

Posen, A. (2020, 15 de abril). The Economy’s Preexisting Conditions Are Made Worse by the Pandemic. Foreign Policy. https://foreignpolicy.com/2020/04/15/how-the-economy-will-look-after-the-coronavirus-pandemic/

Reinhart, C. (2020, 15 de abril). Another Nail in the Coffin of Globalization. Foreign Policy. https://foreignpolicy.com/2020/04/15/how-the-economy-will-look-after-the-coronavirus-pandemic/

United States Trade Representative [USTR]. (2018, enero). 2017 USTR Report to Congress on China’s WTO Compliance. USTR. https://ustr.gov/sites/default/files/files/Press/Reports/China%202017%20WTO%20Report.pdf

Xiaohong, Y., Xin, L. y Junxia, C. (2020, 15 de mayo). News Analysis: How will early departure of WTO head impact the organization?. Xinhua Net. http://www.xinhuanet.com/english/2020-05/15/c_139060207.htm

¿Podrá la OMC mitigar la tendencia al proteccionismo económico?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba